Carta a nuestras familias

“María, Reina de los Apóstoles, presencia y servicio”

 

Queridas familias:

Qué lindo y qué gratificante es poder comunicarnos con ustedes, de esta nueva manera, que todos estamos aprendiendo.

Desde ya, extrañamos los momentos en los que los veíamos cuando llevaban a sus hijos al colegio; cuando se acercaban por alguna consulta o cuando, simplemente, nos cruzábamos  en la calle; pero confiamos en que, con ayuda de Dios Padre, todo volverá a la normalidad y será posible el reencuentro.

Desde el 16 de marzo, hemos estado implementado nuevas formas para comunicarnos. Los docentes de los distintos niveles, con el objetivo de continuar con el proyecto pedagógico, están en contacto con sus alumnos para poder brindarles actividades y guiarlos en su proceso de aprendizaje; y nosotros, como directivos, los acompañamos y asesoramos. También queríamos agradecer el apoyo de las familias y felicitar a sus hijos por la buena predisposición que están teniendo frente a la tarea.

Hoy, como familia y como sociedad, nos enfrentamos a nuevos desafíos y debemos aprovechar esta oportunidad para reflexionar y  replantearnos cómo hemos estado viviendo como familia, como sociedad y como país, y qué es necesario transformar. Recordemos que toda crisis es una oportunidad de cambio.

Dios nos pensó viviendo en comunidad y en amistad, con Él  y con los demás seres humanos (Hech 1,14; 2,1). Los primeros cristianos convivieron de esta manera, y hoy, el Señor nos llama a vivir esta experiencia… Aprovechemos este tiempo para reunirnos como familia, para cuidarnos y cuidar al otro, para contener a nuestros abuelos, para pensar en el vecino y en el que vive más lejos;  en definitiva, para hacer visible el amor que tenemos en el corazón, un amor libre de egoísmos y que debe manifestarse colectivamente.

No sabemos cómo va a seguir esta situación, cuándo volveremos a nuestras rutinas; pero lo que sí sabemos es que la  salud de todos es, hoy, la prioridad.

Ponemos en las manos de Dios a cada uno de ustedes, a todos los docentes, profesores, preceptores,  administración, personal de mantenimiento y limpieza que hacen de nuestra institución una gran  familia.

Que María, Reina de los Apóstoles, nos siga guiand.

 

Consejo de Conducción

Directivos de Inicial – Primaria – Secundaria

Deja un comentario